25 sept. 2007

Dos soldados españoles muertos en Afganistán


Dos soldados de España y un traductor afgano fallecieron ayer al explotar una potente bomba, posiblemente una mina o un artefacto activado a distancia con un cable, bajo el vehículo blindado (BMR) en el que se desplazaban por la conflictiva carretera 517 de Afganistán. El estallido también hirió a otros seis soldados españoles, tres de los cuales sufren graves heridas en las piernas. El BMR atacado abría una columna de cinco blindados en la que un destacamento español regresaba a su base tras una misión destinada a mantener dicha carretera a salvo de los ataques de talibanes, bandidos o señores del opio.

La columna, cinco BMR (uno de ellos, ambulancia), tomó la 517 a unos 44 kilómetros al norte de Farah, para regresar a Herat por la ring-road, la vía circular que asegura las comunicaciones terrestres afganas. Cuando estaba a punto de cruzar un río, y sobre un cambio de rasante, se produjo el estallido, a las 8.55 (hora de Madrid, allí dos horas y media más). Todas las víctimas viajaban en el primer BMR.

Los primeros datos apuntaban a que el vehículo había pisado una mina enterrada en la carretera, mal asfaltada y con zonas de arena. No obstante, los artificieros han hallado un cable enterrado de 70 metros que parte de la zona de la explosión y termina en una cabaña. Fuentes de Defensa aseguran que, en apariencia, dicho cable llevaba mucho tiempo enterrado y que "no se han hallado huellas recientes alrededor de la cabaña".

Las victimas son:
2 soldados españoles:
  • Germán Pérez Burgos, nacido hace 33 años en Alange (Badajoz), pero que residía en Sevilla con su esposa y un hijo de casi dos años.
  • Stanley Mera Vera, de 20 años, soltero y natural de Guayaquil (Ecuador).
Ambos pertenecientes a la 1ª Bandera Paracaidista.

Y el intérprete afgano-iraní Roohulah Mosavi.

En cuanto a los heridos son:
3 heridos graves:
  • Rubén López García, de 19 años y soltero.
  • Julio Alonso Sanjuán, de 20, soltero y natural de Valladolid.
  • Óscar Bertomeo Fernández, de 21 y vecino de Móstoles (Madrid).
Los menos graves son:
  • Carlos Sotos García, de 25 años, casado y natural de Casas Ibáñez (Albacete).
  • Carlos Arbelaez Henao, de 26, soltero y originario de Sevilla Valle Calí (Colombia).
  • David Ospina Montaño, de 19, soltero, también natural de Medellín (Colombia).
Lo demandó el honor y obedecieron,
lo requirió el deber y lo acataron;
con su sangre la empresa rubicaron
con su esfuerzo la Patria engrandecieron.

Fueron grandes y fuertes, porque fueron
fiieles al juramento que empeñaron.
Por eso como valientes lucharon,
y como héroes murieron.

Por la Patria morir fue su destino,
querer a España su pasión eterna,
servir en los Ejércitos su vocación y sino.

No quisieron servir a otra Bandera,
no quisieron andar otro camino,
no supieron morir de otra manera.

Desde este blog doy mis más sinceras condolencias a los familiares, amigos y conocidos de los militares fallecidos y les deseo una pronta reciperación a
los heridos.



No hay comentarios :