2 may. 2012

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE)


La Fuerza de Guerra Naval Especial, constituida como tal el 10 de junio de 2009, proviene de la fusión de la Unidad de Operaciones Especiales (UOE) del Tercio de Armada de la Infantería de Marina, y la Unidad Especial de Buceadores de Combate (UEBC), con el fin de racionalizar y economizar recursos así como evitar duplicidades.


En un primer momento se intentó disponer de ambas unidades bajo un mando único, el Mando de Guerra Naval Especial (MGNE). Activado en el 2005 por órden del Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada se pretendía que fuera el encargado del adiestramieno de las Unidades de GNE, la definición de su equipamiento y la generación de doctrina, pero las experiencias obtenidas, así como el proceso de reorganización general de la Fuerza en la Armada, dictaron la conveniencia de disponer de una Fuerza como una sola unidad orgánica.



Dependiente del Comandante General de la Infantería de Marina (COMGEIM) e integrada en la Fuerza de Infantería de Marina (FIM), la FGNE está especialmente preparada, capacitada y equipada para realizar, principalmente, cometidos de operaciones especiales en el entorno marítimo y en el litoral.

Las principales misiones que lleva a cabo la Fuerza son las siguientes:
  • Reconocimientos de litorales marítimos y playas.
  • Reconocimientos tierra adentro en profundidad.
  • Acciones directas sobre objetivos terrestres, como puede ser la destrucción de instalaciones enemigas o la captura de personal.
  • Asalto a buques.
  • Asistencia militar (MA).
  • Operaciones Evacuación de No Combatientes (NEO).
  • Rescate de Rehenes (HRO).
  • Operaciones de contrainsurgencia y contraterrorismo (COIN y CT).
Actualmente esta únidad tiene efectivos desplegados, en la misión de Naciones Unidas en Líbano (FINUL), pero principalmente en el Océano Índico, bajo el marco de la Operación Atalanta. En esta última, cabe destacar la operación para liberar a una rehén francesa secuestrada, el pasado mes de septiembre.



"La FGNE es una Unidad sumamente eficiente, en relación con su coste frente a sus resultados. Una herramienta única cuyo mayor potencial son sus hombres, sus combatientes. Unos combatientes sobre los que paso a paso hay que seguir incrementando la selección, al tiempo que se garantiza su permanencia y preparación al más alto nivel. Una unidad que proporciona una capacidad que no se alcanza de la noche a la mañana, sino que es fruto de mucho esfuerzo y de una larga historia que arrancó en aquel ya lejano año de 1952. " Adolfo Morales Trueba (Comte. IM.DEM).