6 ene. 2014

Pascua Militar

Sus Majestades los Reyes, acompañados por Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, han presidido hoy el acto de la Pascua Militar, a dicho acto, también han asistido el presidente del Gobierno, los ministros de Defensa e Interior, el jefe de Estado Mayor de la Defensa y el jefe del Cuarto Militar de la Casa de Su Majestad el Rey.

Al comienzo de sus palabras, SM el Rey indicó que "quienes estáis en este Salón del Trono representáis a la gran familia militar, a todos y cada uno de los compañeros que cotidianamente desarrollan su importantísima labor en todo el territorio nacional, a los que navegan las aguas del Indico, patrullan la frontera sur del Líbano con Israel, afrontan operaciones en el continente africano o han recorrido los peligrosos caminos de Afganistán y de tantos otros lugares", al tiempo que agradeció "a todos vuestro compromiso y vuestro trabajo".

En su discurso, Don Juan Carlos ha agradecido el trabajo que se está realizando para mantener las capacidades que se requieren para garantizar la seguridad y la defensa de nuestra Patria. Además de calificar como imprescindible el obtener el máximo rendimiento de los recursos y mantener la operatividad de nuestras Unidades.

Su Majestad ha animado "a perseverar en vuestra ejemplaridad y en vuestra vocación de servicio. A seguir transmitiendo confianza y serenidad. A continuar trabajando unidos por la seguridad y el bienestar del conjunto de los españoles. A ser, de esa manera, los primeros en ofrecer y los últimos en recibir; esa es la grandeza de la milicia, la vuestra".

"Nuestra sociedad responderá siempre a vuestra generosidad con su reconocimiento y admiración, como reflejan las encuestas. Y yo, como siempre, sentiré el orgullo de ser vuestro Jefe", concluyó Su Majestad el Rey para finalizar.



 Pascua Militar             

El origen de esta conmemoración se remonta al siglo XVIII, cuando durante al reinado de Carlos III, se recupera Menorca a los ingleses el 6 de enero de 1782, después del desembarco y cerco de Mahón por la escuadra francoespañola, compuesta por 52 navíos que llevan a bordo 8.000 soldados. Como expresión de júbilo, Carlos III ordenó a los virreyes, capitanes generales, gobernadores y comandantes militares que, en la fiesta de la Epifanía, reuniesen a las guarniciones y notificasen en su nombre a jefes y oficiales de los ejércitos su felicitación.
Desde que S.M. el Rey se hiciera cargo de la Jefatura del Estado el acto institucional de la Pascua Militar tiene lugar en el Palacio Real de Oriente de Madrid el 6 de enero. Para la tradicional celebración se reúnen en el Salón del Trono, presididos por SS.MM. los Reyes, acompañados de la Familia Real, el presidente del Gobierno, ministros, autoridades civiles, Asociación de Veteranos, Hermandad de Caballeros Mutilados de Guerra por la Patria y una nutrida representación de los tres ejércitos de las Fuerzas Armadas, así como de todas las jerarquías y empleos militares.

La celebración de la Pascua Militar constituye un solemne acto castrense con el que se inicia el año militar. En dicho acto se realiza un balance de las vicisitudes del año anterior y se marcan las líneas de acción que se desarrollarán en el siguiente. Además, se imponen condecoraciones militares a aquellos civiles y miembros de las Fuerzas Armadas que se han hecho acreedores de ellas durante el año vencido.

No hay comentarios :